28 may. 2012

Entrevista de Rob con Viva Press UK


CANNES – Después de haber terminado sus deberes de vampiro, Robert Pattinson está trabajando duro para establecerse como un actor principal donde sus habilidades de actuación eclipsen su estatus de rompecorazones. Su nueva película, Cosmópolis, dirigida por David Cronenberg, es un paso adelante en esa dirección. Los rasgos llamativos de Pattinson son una combinación perfecta para el trazado inquietante de la película que se debe tanto a la visión macabra de Cronenberg como al material original, la novela homónima de Don DeLillo. Haciendo su estreno mundial como parte de la competencia oficial del Festival de Cannes, CosmoPolis muestra a Pattinson haciendo de Eric Packer, un multimillonario de Wall Street cuya vida sufre una extraña secuencia de acontecimientos con el telón de fondo del rápido derrumbe de su universo en Manhattan. ¿Es así como Pattinson de 26 años de edad, espera conquistar nuevos públicos?


"No esperaba ser capaz de encontrar un proyecto tan brillante como este, aunque podría pasar mi vida trabajando con directores como Cronenberg", explica Pattinson. "Tuve una vida de ensueño hasta ahora como actor, pero estoy tratando de encontrar papeles diferentes y complejos, tanto como sea posible y ser capaz de trabajar en esta película es otro regalo que me dieron. ¡Depende de mí demostrar que soy capaz ahora! "
A pesar de que su anterior película, Bel Ami, no pudo recaudar en la taquilla, Pattinson tiene grandes esperanzas de que Cosmopolis será la película que redefina su personaje de la pantalla. Pattinson estuvo acompañado en Cannes por su novia igualmente famosa y co-estrella de Twilight, Kristen Stewart, aunque por lo general evitan aparecer juntos a pesar de que Stewart en repetidas ocasiones ha "descubierto" su relación y Pattinson también admitió su historia de amor y compromiso el uno al otro.

En la charla, Pattinson es muy amable y sensible y absolutamente indiferente a su estatus de celebridad. Uno tiene la impresión de que sería tan feliz si Cosmopolis fuese su primera película y el público pudiera conocerlo de nuevo.

Rob, tu papel en Cosmópolis es muy diferente de cualquier cosa que te hayamos visto hacer antes. ¿Cómo describirías a tu personaje, Eric Packer?
Él existe en si mismo, separando la realidad de una forma y en el transcurso de la película él está tratando de descubrir algo sobre el mundo en el que realmente está viviendo y cómo puede adaptarse a él. Packer vive en este complejo universo financiero, que se guía por los algoritmos de comercio y él juega el juego que está dictado por las leyes que son de su propia realidad distinta. Ese es su dilema central. Él está lidiando con los datos financieros que lo proyectan constantemente hacia el futuro y no sabe lo que es vivir en el presente. Packer se volvió tan desconectado del mundo que hizo que sea difícil para él comprender lo que el mundo es en realidad. Lo siento si esto suena muy metafísico, pero así es como se desarrolla la historia.

¿Qué tan difícil fue para vos interpretar a esta clase de especulador financiero fuera de este mundo?
Este personaje es mucho más exigente que cualquier otra cosa que hice antes. David (Cronenberg, el director) quería que yo trabajara de una manera muy abstracta en el sentido de que él no quería que yo interpretara al personaje como si tuviera una explicación lógica para su comportamiento. Eso fue un desafío interesante para mí y tuve que dejarme llevar casi en su totalidad por la emoción y el instinto en lugar de pensar en cómo una escena o una línea de diálogo conectaba con el siguiente momento o escena. David realmente quería crear un tipo de realidad alternativa para la película.

¿Tenes algunas escenas de sexo bastante explícito en la película. ¿Son difíciles de hacer?
En Cosmopolis, las escenas de sexo con Patricia McKenzie (que interpreta al guardaespaldas de su personaje en la película) fueron más dificiles. Fue un poco extraño, pero en el guión se suponía que llegabamos al clímax en el principio de la escena y luego teníamos esta discusión después, pero David tuvo la brillante idea y la inspiración para que hablemos mientras estábamos teniendo sexo. (Risas)



¿Te complace que un papel en una película como Cosmopolis tendrá un largo camino para cambiar tu imagen de Twilight?


Pattinson: Yo espero que tenga ese efecto porque cuando uno es parte de una franquicia de películas inmensamente populares como Twilight tiende a abrumar a cualquier otra cosa que estes haciendo mientras estas películas siguen siendo parte de la conciencia pública. Ahora por lo menos una película como los Juegos del Hambre están ganando mucha atención y eso es algo bueno para mí porque porque puedo romper libremente cierta percepción que se ha formado alrededor de mí a través de mi personaje en Twilight. Es irónico, pero me ofrecieron el papel de Cosmópolis en el último día de rodaje de Breaking Dawn. Fue una sensación increíble estar recibiendo una llamada de David Cronenberg en ese momento en particular. También me recuerda que debo estar muy agradecido por lo que las películas de Twilight hicieron por mí.


¿Escuchaste hablar del proyecto antes?


Sí, mi agente me envió el guión para leer hace un año pero a la vez Colin Farrell se unió al proyecto y yo me estaba puteando sobre que no me ofrecían papeles como ese. Todavía puedo recordarme reclamando a mi agente por qué yo estaba leyendo un guión para una película fantástica, cuando el papel no estaba disponible. Un año más tarde, David me llama y me ofrece el papel.


¿Aceptaste el papel de inmediato?


No. Por extraño que parezca, yo estaba encantado y aterrorizado al mismo tiempo, y me pasé una semana pensando sobre eso antes de que finalmente llamé a David de vuelta y le dije que lo iba a hacer.


¿Qué te hizo dudar?


¡El miedo! (Risas) Le dije a David que el personaje era confuso y que en realidad le agradecía. Dijo que no era necesario comprender el personaje bien y que íbamos a averiguar quién es él durante el rodaje de la película. Eso es algo que me gustó de David en que él no trataba de darme respuestas sobre todo y eso me dio más libertad para interpretar el personaje de acuerdo a mis propios instintos. Por supuesto, ese tipo de libertad supone también que sos capaz de encontrar lo que necesita para crear una actuación atractiva y de una manera sentí que alcanzé un nuevo nivel como actor al hacer esta película. De alguna manera me hice hombre y dejé de preocuparme tanto.


¿Cronenberg te empujó para llegar a un nivel diferente como actor?


David me ayudó mucho, pero era también una cuestión de tratar con el material y tratar de lanzarme dentro del personaje. Esta fue la primera vez en cualquier película que haya hecho que estaba pensando en el personaje, mientras estábamos rodando la película. Era muy inquietante en las primeras semanas, mientras estábamos filmando, pero luego empecé a sentir más confianza en mi trabajo y esto me dio una perspectiva diferente sobre mi trabajo en general. Es una sensación muy gratificante cuando sentis que te enfrentas a tus miedos y conseguis algo, especialmente cuando la actuación te puede dejar muy inseguro e inseguro de vos mismo por la naturaleza de la profesión. Estás con frecuencia ocupando tu propio pequeño mundo y hay que trabajar más duro para encontrar lo que es real en tu propia vida.


Tu carrera como actor fue un viaje increíble hasta el momento. ¿Cómo de irreal o real te sentís ahora?


Pattinson: Soy muy feliz de estar donde estoy ahora. Soy capaz de seguir adelante y dejar mi huella y ver hasta dónde puedo llegar. Como actor, las películas de Twilight estaban sirviendo como red de seguridad para mí. Yo nunca tuve que preocuparme si mis otras películas fallaban porque yo sabía que siempre tenía otra película de Twilight para rodar en unos meses. Ahora que la sensación de seguridad ya no existe y yo estoy en la misma posición que cualquier otro actor. Tengo que probarme a mí mismo y encontrar películas interesantes que espero tengan algún nivel de éxito y construir sobre eso.


¿Importa mucho si estás haciendo grandes películas de estudio o películas independientes al estilo de Cosmópolis?


Pattinson: Me gusta la idea de trabajr en pequeñas películas, porque por lo menos si no tienen éxito en la taquilla, tu carrera no necesariamente se va a dañar. Ese no es el caso si vos estás llevando una película de un gran estudio y tenes unos cuantos fracasos en la espalda. En estas circunstancias, tu carrera va a sufrir y podes desaparecer con bastante rapidez.Mi objetivo principal es encontrar películas interesantes y grandes personajes, aunque, por supuesto, no necesitas llegar a una audiencia y tus películas necesitan hacer algo de dinero si queres que te sigan contratando. Pero usted no podes reducirte como actor a eso. Tu foco principal tiene que estar en el trabajo y ver a dónde te lleva. También me encanta el hecho de que en una película como Cosmópolis estás básicamente sólo escuchando lo que el director te está diciendo y hay mucha menos participación de otras personas en el proceso creativo. Pienso que el cine es mucho más auténtico, cuando es, básicamente, el director y los actores trabajan juntos en forma creativa, como un ambiente tan puro como puedas hacerlo.
¿Qué tan difícil fue para vos adaptarte a toda la fama y la atención con la que tenes que tratar día a día?


(Risas) Acabo de aprender a lidiar con todo y no ser molestado por la atención. Primero que todo, es halagador y como artista que soy, obviamente, buscas la aprobación del público. En segundo lugar, significa que la gente aprecia tu trabajo. Por lo tanto no tiene sentido dejar que la atención te moleste porque es una contradicción contraproducente.Yo vivo más o menos de la forma que quiero y simplemente tengo que tener cuidado sobre dónde ir o cuánto tiempo me quedo en un solo lugar. Tengo que tener cuidado si la gente está twitteando mi lugar en un café, pero por lo general puedo encontrar un rincón tranquilo en algún lugar y no hay una multitud fuera de los locales!


¿Qué hay sobre ser seguido?


No es difícil escapar de ser seguido. Se aprende con la práctica y se llega a ser bastante experto en desaparecer cuando se necesita y evitar eso. Pero incluso si la gente no te para, por lo general es bastante agradable y a veces podes tener buenas conversaciones con tus fans que en realidad sólo quieren saber que no eres un personaje idiota y horrible en la vida real! (Risas) Todo viene con el territorio (refiriendose a ser famoso). Es la naturaleza del trabajo que si tus películas tienen éxito por un tiempo va a haber una cierta cantidad de locura conectada a tu vida. La peor cosa es tratar de ir a grandes eventos como un concierto de rock o un festival de música. Fui al festival de Coachella (en California) y fue una pesadilla debido a los paparazzi. Yo, básicamente, sólo llegué a ver a Radiohead y después de eso era demasiado complicado.


¿Cuál es la mejor cosa sobre tu vida como una estrella de cine?


Me encanta poder viajar por todo el mundo. Ir a festivales como Cannes o la promoción de mis películas en otros países es una experiencia muy interesante. Con las películas de Twilight, es más difícil por el nivel de atención de los fans. Pero cuando uno es capaz de viajar ya sea para rodar una película en un lugar interesante o de promoción de la película en toda Europa se abre un mundo diferente para vos. Me encantan las experiencias que vienen con un viaje, e incluso si no estoy trabajando me gusta ser capaz de explorar las ciudades y culturas diferentes. Me siento muy bien en eso y es extrañamente reconfortante para mí sentir que no estoy atrapado en un mismo lugar, a pesar de que paso más tiempo en Los Ángeles que en Londres ahora.


¿Cómo crees que cambiaste?


Yo crecí. Me siento como que se mucho mejor a dónde se dirige mi vida y es maravilloso saber que el mundo está tan abierto a ti y te toca a vos sacar el máximo partido de tu vida.

Gracias a RPLife - Source - via - Traducción All you need is Rob

0 comentarios:

Publicar un comentario