7 feb. 2011

Amanecer: Cap. 4 - Las dos cosas por encima de la lista de cosas que nunca haría


Sam comenzó a mover a los otros en formación mientras yo permanecía en el suelo. Embry y Quil estaban a mi lado esperando por mi para retomar el puntoPude sentir el impulso, la necesidad de ponerme en pie y dejarlos. La compulsión creció y la combatí inútilmente, echándome en el suelo en donde estaba.Embry silbaba calladamente en mi oído. El no quería pensar en las palabras, temeroso de que el no pudiera darme la atención de Sam otra vez. Sentí su callada petición para que me parara, para que lo superara y terminara.".Había miedo en el parque, no mucho por el, sino por todo. No pudimos imaginar que nosotros haríamos todo lo posible para sobrevivir esta noche. Que hermanos se abandonan? Que mente nos deja para siempre? que afligidas familias debíamos consolar en la mañana?Mi mente comenzó a trabajar con ellos, a pensar como uno solo, como nosotros tratamos con esos miedos. Automáticamente, me levante del suelo y sacudí mí chaqueta.Embry y Quil suspiraron aliviados. Quil toco la nariz de mi lado una vezSus mentes estaban llenas de nuestro desafió, nuestra asignación. Recordamos juntos las noches que habíamos visto practicar a los Cullen para la pelea con los neófitos. Emmett Cullen era fuerte, pero Jasper debía ser el gran problema, el se movía como un rayo –poder, velocidad y muerte metidos en uno solo – cuantos siglos de experiencia tenia el? suficiente para que el resto de los Cullen lo buscaran para guiarse.- tomare el punto. Si tu quieres flanquear- se ofreció Quil. Esto era más excitante en su mente que en la del resto. Cuando Quil vio las instrucciones de Jasper esas noches, el había estado tratando de probar las habilidades de el desde lo vampirico, Por él, esto seria una pelea. Siempre sabiendo que estaba su vida en la línea, el vio esa posibilidad. Paul estaba como el también, los niños que nunca habían estado en batalla, Collin y Brady.Seth probablemente estaría igual – si los oponentes no fueran sus amigos- Jake?- Quil me pego con su codo – como quieres que actueYo solo sacudí mi cabeza. No pude concentrarme – la obligación de seguir ordenes sintiéndome como si fuera marioneta se ensartaba como gancho en todos mis músculos. Un pie hacia delante, ahora otro.Seth se estaba arrastrando entre Collin y Brady- Leah había asumido el punto ahí. Ella ignoro a Seth mientras estaba planeando con los otros. Y pude ver que ella había decidido dejarlo fuera de batalla. Ese fue el límite maternal de sus sentimientos hacia su pequeño hermano. Ella le pidió a Sam que lo enviara a casa. Seth no quiso verificar las dudas de Leah El estaba adaptado a las cuerdas de marioneta también- tal ves si pararas de resistirte…- Embry susurro- solo concéntrate en nuestra parte. los grandes. podemos tomarlos abajo. los tenemos! – Quil se estaba trabajando a sí mismo, como hablando enérgicamente antes del gran juegoPodía ver que fácil era, pensar en nada más que en mi parte. No era difícil imaginar a Jasper y a Emmett atacando. Habitamos estado cerca de eso antes. Debía pensar en ellos como enemigos en un largo tiempo. Podía hacerlo ahora otra vez.Solo debía olvidar que ellos estaban protegiendo lo mismo que yo protegía. Debía olvidar la razón porque tal vez yo quería que ellos ganaran…- Jake –Embry avisó – mantén tu cabeza en el juegoMi pie se movió con retraso, tirando contra el arrastre de la cadena- no tiene sentido luchar contra eso – susurro Embry otra vezEl estaba bien. Iba a terminar haciendo lo que quería Sam, si el estaba dispuesto a estimularlo. Y el estaba. Obviamente.Esa era una buena razón para la autoridad Alfa. Incluso una manada tan fuerte como nosotros no iba a ser mucho problema sin un líder. Nosotros debemos movernos juntos, pensar juntos, en orden para ser eficaces. y eso requería un cuerpo para tener una cabezaPero, que, si Sam estaba equivocado ahora? no hay nada que a cualquier persona le podría pasar. No había nadie que discrepara aquella decisión.Excepto.y estaba ahí, un pensador. yo nunca, nunca quise tenerlo. pero ahora, con mis piernas todas atadas a las cadenas, reconoci la excepción con alivio, mas que alivio, con una feroz alegria.ninguno podia disputar la decisión de Alfa, excepto por mi.no había escuchado nada. pero todas esas cosas nacian en mi cosas que había dejado sin reclamar.nunca había querido dejar la manada. no queria hacerlo ahora. no queria la responsabilidad de todos nuestros destinos descansados en mis hombros. Sam era mejor en esto de lo que yo seria jamas.pero estaba equivocado esta noche.y yo no había nacido para arrodillarme a el.los huesos salieron de mi cuerpo al segundo en que me abrace a mi nacimiento.los senti recopilandoce en mi, una libertad y una cadena, un poder huecovacio porque el poder del Alpfa viene de la manada. y yo no tenia una manada. por un segundo, la soledad me abrumo.no tenia una manada ahora.pero yo estaba recto y fuerte hasi que camine hasta donde estaba parado Sam, planeando con Paul y Pared. Él se giró al sonido de mi avance y sus ojos negros se estrecharon.- no- le dije a el otra vezoyo a lo lejos, escucho la eleccion que había hecho en el sonido de la voz Alfa en mis pensamientos. el brinco hacia atrás medio paso con un conmocionado aullido.- Jacob? que has hecho?- no te seguire, sam. no por algo tan equivocado.el me miraba fijamente, aturdido.- tu…tu vas a elgir a tus enemigos por encima de tu familia?- ellos no…- sacudi mi cabeza despejandola – ellos no son nuestros enemigos. nunca lo han sido. a menos que yo de verdad piense en destruirlos, pensar en terminarlos, yo no veo eso.- esto no es por ellos – él gruño hacia mi – esto es por Bella. ella nunca ha sido para ti, ella nunca te elegira pero tu continuas destruyendo tu vida por ella!esas fueron palabras duras, pero verdaderas. tome una gran bocanada de aire, respirandolo dentro.- tal vez estes en lo correcto. pero vas a destruir a la manada por ella, sam. no importa cuantos de ellos sobreviven esta noche. ellos siempre tendran el asesinato en sus manos- debemos proteger nuestras familias!- yo se que estas decidido, sam, pero tu no puedes decidir por mi, no mas.- Jacob…tu no puedes darle la espalda a la manada.escuche el doble eco del comando del Alfa, pero no tenian peso esta vez. ya que no se aplicaban a mi. el apreto su mandibula. tratando de forsarme a responder a sus palabras.fije la vista en sus ojos furiosos. - el hijo de Ephraim Black no nacio para seguir a Levi Uley- es eso, entonces, Jacob Black? - su cortada rosa y su hocico fue hacia atrás de sus dientes. Paul y Pared gruñeron y se pusieron a sus lados – Solo si tu puedes derrotarme, la manada nunca te seguira!me di la vuelta, sorprendido de que un silbido escapaba de mi garganta.- vencerte? yo no voy a pelear contigo sam!- - entonces, cual es tu plan? no estoy a favor de dejar que puedas proteger la creación de vampiros a costa de la tribu.- no estoy diciendo que estes a favor…- si les ordenaras que te siguieran…- yo nunca tomaria a nadie que no quisiera.su cola azoto de nuevo.
Su cola azotada hacia adelante y hacia atrás mientras retrocedieron ante la sentencia de mis palabras. Luego dio un paso adelante para que estuviéramos pie con pie, sus dientes expuesto para los mios. Yo no había notado hasta este momento que era más alto que él. 
No puede haber más de un Alfa. La manada ha optado por mí. ¿Vas a rasgarnos esta noche? ¿y también a tus hermanos? ¿O vas a poner fin a esta locura y te vas a unir a nosotros de nuevo? Cada palabra era con niveles de mando, pero no podía tocarme. La sangre de Alpha corría por mis venas. 
Pude ver por qué nunca hubo más de un macho alfa en una manada. Mi cuerpo estaba respondiendo al reto. Podía sentir el instinto de defender mi reclamo creciendo en mí. El primitivo núcleo de mi lobo-interno se liberó para la batalla de la supremacía. 
Yo estaba concentrando toda mi energía para controlar esa reacción. No quería caer en una inútil y destructiva lucha con Sam. Él era mi hermano todavía, a pesar de que yo le estaba rechazando. 
Sólo hay un Alpha en esta manada. No estoy contestando, solo estoy eligiendo mi propio camino. 
¿Perteneces a un COVEN ahora, Jacob? 
Yo fruncí el ceño. 
No sé, Sam. Pero sí sabemos esto…
Se redujo de nuevo como si sintiera el peso de Alpha en mi tono. Le afectó a él más que su tocado a mí. Porque yo había nacido para conducirle. 
Será entre tu y los Cullens. No voy a quedarme mirando mientras la manada mata personas inocentes –era difícil aplicar esa palabra a vampiros, pero es cierto- La manada es mejor que eso. Les llevo en la dirección correcta, Sam. 
Volví mi espalda sobre él, y un coro de aullidos desgarró en el aire a mi alrededor. 
Excavé con mis uñas en la tierra, y navegué lejos de la conmoción que había causado. No he tenido mucho tiempo. Al menos Leah fue el único que con una oración me dejó fuera de funcionamiento, yo tenía un buen comienzo. 
El aullido se desvaneció con la distancia, y yo tomé con comodidad como el sonido siguió rasgando la parte de la tranquila noche. Ellos no estaban ya detrás de mi. 
Tenía que advertir a los Cullens antes de que la manada estuviera junta y me detuviesen. Si los Cullens estaban preparados, Sam podría tener un motivo para reflexionar sobre esto antes de que sea demasiado tarde. Yo esprinté hacia la Casa Blanca todavía odiada, dejando mi casa detrás de mí. Casa que ya no me pertenece. En ese momento me di la vuelta. 
Hoy había comenzado como cualquier otro día. Haciendo una patrulla con el lluvioso amanecer, desayuno con Billy y Rachel, la mala televisión, peleas con Paul ... ¿Cómo cambió todo de modo completo, a su vez todo surrealista? ¿Cómo se hizo todo desordenado y retorcido como yo estaba ahora, solo, desobedeciendo a Alpha, separado de mis hermanos, eligiendo a los vampiros sobre ellos? 
El sonido había sido interrumpido por temor a mi aturdido pensamiento-es el suave impacto de las grandes patas contra el suelo, persiguiendome. Yo me tiré hacia delante, a una explosión de negro a través de la selva. Yo sólo tenía que acercarme lo bastante para que Edgard pudiera oír mi advertencia. Leah no sería capaz de dejarme solo. 
Y luego Cogí el estado de ánimo de los pensamientos detrás de mí. No ira, pero entusiasmo. No persiguiendo ... pero siguiendo. 
Mi calma se rompió. Yo retrocedí dos pasos antes llevarlo a cabo de nuevo. Espere. Mis piernas no eran tan largas como las suyas.
Seth! ¿Qué crees que estas haciendo aquí? VE A CASA! 
Él no respondió pero yo pude notar su emoción mientras él se dirigía a mi. Pude ver a través de sus ojos y pudo ver a través mío. La noche era escenario sombrío para mí, lleno de desesperación. Para él, era esperanzador. 
Yo no había realizado pero estaba ralentizando, pero de repente estaba en mi costado, ejecutando una la posición a mi lado. / 
No estoy bromeando, Seth! Este no es un lugar para ti. Sal de aquí. 
Cubro tu espalda, Jacob. Creo que tienes razón. Y no voy a estar detrás de Sam cuando… 
¡Oh sí tu estas en yendo al infierno si te pones contra Sam! Vuelve tu peludo culo de vuelta a La Push y haz lo que Sam te diga que hagas. 
No. 
Ve, Seth! 
¿Es que una orden, Jacob? 
Su pregunta me dejo absorto. Yo patiné para detenerme, y mis uñas trazaron surcos en el barro. 
Yo no soy nadie para ordenar hacer nada. Yo solo te digo lo que tu sabes. 
Yo te diré lo que sé… yo sé que esto esta en silencio. ¿Lo has notado? 
Yo parpadee. Mi cola buchó nerviosamente cuando me di cuenta de lo que estaba pensando detrás de las palabras. No me tranquilicé ni en un sentido. Los aullidos aún llenaban el aire, lejos en el oeste. 
Ellos no han dado la vuelta, dijo Seth. 
Yo lo sabía. La manada estaría en alerta roja. Tratarían de utilizar la mente para ver todas las partes con claridad. Pero yo no podía escuchar lo que ellos estaban pensando. Yo sólo podía oír Seth. A nadie más.
Miré, separando a los jefes no vinculados. Huh
Supongo que no hay razón para que nuestros padres sepan lo de antes. Porque no había ninguna razón para separar a los jefes antes. Nunca lo suficiente para dos lobos. Wow. Esto esta muy tranquilo. Especie de misterioso. Pero también algo agradable, ¿no crees? Apuesto a que era más fácil, como esto, por Efraín y Quil y Levi. No tal balbuceo con sólo tres. O sólo dos. 
Cállate, Seth. 
Sí, señor. 
¡Para! No hay dos manadas. Hay UNA manada y, a continuación, estoy yo. Eso es todo. Así qué, te puedes ir a casa ahora. 
Si no hay dos manadas, ¿por qué podemos oírnos el uno al otro y no al resto? Creo que cuando le volviste la espalda a Sam, que fue avanzar bastante. Un cambio. Y cuando te he seguido lejos, creo que fue importante, también. 
Tienes un punto, le reconocí. Pero, lo qué puede cambiar puede cambiar otra vez. 
Él se levantó y comenzó a viajar hacia el este. No hay tiempo para convencerte acerca de ello ahora. Debemos estar moviéndonos antes que Sam ... 
Tenía razón sobre esa parte. No había tiempo para este argumento. Empecé a correr de nuevo. 
Seth se quedó en mi talones, manteniendo la tradicional segunda plaza a mi derecha. / 
Puedo correr en cualquier otro lugar, pensó, sumergiendo su nariz un poco. / No te sigo porque estabas después de una promoción. 
Corre donde tu quieras. No hay ninguna diferencia para mí. 
No hubo sonido de búsqueda, pero ambos nos incrementamos un poco al mismo tiempo. Estaba preocupado ahora. Si no puedo aprovechar la mente de manada, esto se va a hacer más difícil. Yo no tengo más adelantos ni avisos sobre el ataque de los Cullens. 
Vamos a correr las patrullas, sugirió Seth. 
Y ¿qué hacemos si la manada nos desafía? Apreté los ojos. Atacar a nuestros hermanos? A tu hermana? 
– No… daremos la voz de alarma y la caída hacia atrás. 
Buena respuesta. Pero entonces ¿qué? No creo ... 
Lo sé, Él está de acuerdo. Menos convencido de ahora. / 
Creo que no puedo luchar contra ellos, tampoco. Pero ellos no son felices con la idea de atacarnos al igual que nosotros. Esto podría ser suficiente para detener allí. Píus, estás sólo con ocho de ellos ahora. 
Deja de ser tan ... Me llevó un minuto decidir sobre la palabra correcta. Optimista. Esto me pone nervioso. 
No hay problema. ¿Quieres que sea todo pesimismo y fatalidad o simplemente que me calle? 
Sólo cállate. 
Puedo hacerlo. 
¿De verdad? No lo parece. 
Finalmente estuvo callado. 
Y entonces fuimos a través de la carretera y nos desplazamos por el bosque hasta la verja de la casa Cullen. ¿Podría escuchar Edward todavía? 
Quizás deberíamos estar pensando algo como: "Venimos en paz." 
No te lo pienses más
Edward? Él llamó tentativamente. Edward, estas ahí? Bien, ahora me siento algo estúpido. 
Suenas estúpido también. 
Creees que nos puede oír ? 
Estábamos a menos de una milla ahora. / Lo creo. Hey, Edward. Si puedes oírme círculo de los vagones, chupasangres. Tienes un problema. 
Tenemos un problema, me corrigió Seth. 
Luego rompimos a través de los árboles en el grand césped. La casa estaba oscura, pero no vacía. Edward estaba en el porche entre Emmett y Jasper. Eran de color blanco nieve en la pálida luz. 
"Jacob? Seth? ¿Qué pasa? "
Yo ralenticé mi ritmo y, a continuación, retrocedí unos pocos pasos. El olor era tan fuerte a través de mi nariz, que sentía como me quemaba. Seth gruñó en silencio, dudando, y entonces se situó detrás de mí. 
Para responder a la pregunta de Edward, dejé mi mente correr durante el enfrentamiento con Sam, se desplazaron a través de él hacia atrás. Seth con mi pensamiento, llenando los vacíos, mostrando la escena desde otro ángulo. Nos detuvimos cuando llegamos a la parte sobre la "abominación", porque Edward silbó furiosamente y saltó fuera del porche. 
"Ellos quieren matar a Bella?" él soltó rotundamente. 
Emmett y Jasper, al no haber escuchado la primera parte de la conversación, tomaron una inflexión en menos de una declaración. Estabam justo al lado de él en un instante, los dientes expuestos se trasladaron a nosotros. 
Hey, ahora, pensó Seth, el volvió afuera. 
"Em, Jazz-no ellos, los demás. El jefe está llegando". 
Emmett y Jasper volvieron de nuevo a sus talones; Emmett regresó con Edward mientras Jasper mantenia sus ojos encerrados en nosotros. 
"¿Cuál es su problema?" exigió Emmett. 
"El mismo que el mío," soltó Edward. "Pero ellos tienen su propio plan para manejarlo. Obtener a los demás. Llama a Carlisle! Él y ESME tienen que venir aquí ahora." 
I whined uneasily(lo siento, esto no se que significa). Ellos se separaron. 
"Ellos no están lejos," dijo Edward en el mismo tono muerto de antes. 
Voy a ir echar un vistazo, dije Seth. Recorreré el perímetro occidental. 
"¿Estarás en peligro, Seth?" preguntó Edward. 
Seth y yo intercambiaron una mirada. 
No lo creo, pensamos juntos. Y luego añadí: Pero tal vez yo debería ir. Sólo en caso de Van a ser menos probable un reto para mí, señaló Seth. Sólo soy un niño para ellos. 
Tu eres sólo un niño para mí, chico. 
Yo estaré aquí. Tu necesitas coordinar con los Cullens. 
El rodó y desapareció en la oscuridad. Yo no iba a ordenarle volver a Seth, así que le dejé ir. 
Edward y yo estabamos uno frente al otro en el prado oscuro, pude escuchar Emmett usando su teléfono. Jasper estaba observando el lugar por el que Seth ha desaparecido en el bosque. Alice apareció en el porche y entonces, me miró a mi con los ojos ansiosos por un largo momento, ella se situó al lado de Jasper. Me imaginé que Rosalie estaría dentro con Bella. Aún así su custodia… del mal de peligros. 
"Esta no es la primera vez que adeudas mi gratitud, Jacob," susurró Edward. 
"Yo nunca he pedido eso de tu parte." Yo pensaba en lo que él me había pedido para el día de hoy. Cuando llegó a Bella, había líneas que él no debería cruzar. Sí, lo haría. 
Él pensó en ello y luego asintió. "Supongo que tienes razón al respecto." 
Yo suspiré fuertemente. Bueno, esto no es la primera vez que yo no lo haga por ti. 
"Cierto", murmuró. 
Lo siento no he hecho ningún bien hoy. Te dije que ella no me iba a escuchar. 
"Lo sé. Yo nunca creí realmente que ella lo haría pero…" 
Tenias que intentarlo. Solté. Ella está mejor? 
Su voz y los ojos fueron huecos. "está peor", respiró. 
No quería dejar que esa palabra me hundiera y yo agradecí cuando Alice habló. 
"Jacob, podría tu mente cambiar de forma?" preguntó Alice. "Quiero saber lo que está pasando." 
Sacudí la cabeza, al mismo tiempo que Edgard respondió. 
"Él lo necesita para mantenerse vinculado con Seth."
"Bueno, entonces ¿Alguien tendría la amabilidad de decirme qué pasa?" 
Él lo explicó recortadamente, sentenciando menos emotivamente. "La manada piensa que Bella puede convertirse en un problema. Se prevé peligro potencial de lo ... de lo que ella realizará. Sienten que es su deber de eliminar ese peligro. Jacob y Seth se separaron de la manada para advertirnos. El resto están planeando atacar esta noche." 
Alice vaciló, apoyándose lejos de mí. Emmett y Jasper intercambiaron una mirada y, a continuación, sus ojos oscilaron entre los árboles. 
Nadie aquí, dijo Seth. Todo tranquilo en el frente occidental. 
Ellos pueden ir por ahí. 
Voy a hacer un bucle. 
"Carlisle y ESME ya están en camino", dijo Emmett. "Veinte minutos, tope". 
"Debemos adoptar una posición defensiva", dice Jasper. 
Edward asintió. "Vamos a estar dentro."
Yo recorreré el perímetro con Seth. Si me voy demasiado lejos para que escuches mi cabeza, escucha mi aullido. 
"Lo haré". 
Ellos respaldados en la casa, los ojos parpadeando todo el lugar. Antes de que estuvieran dentro, me di la vuelta y corrí hacia el oeste. 
Todavía no he encontrado nada, me dijo Seth. 
Yo tomaré la mitad del circulo. Muevete rápido… no queremos que tengan la oportunidad de esconderse y pasarnos. 
Seth marchó hacía adelante en una repentina ráfaga de velocidad. 
Nos dirigió en silencio, y los minutos transcurrieron. He escuchado
ruidos a su alrededor, doble control de su sentencia. 
Hey-algo viene rápido! me advirtió que después de quince minutos de silencio. 
En mi camino! 
Manten tu posición - y no creo que sea la manada. Suena diferente. 
Seth… Pero él captó la fragancia al acercarse la brisa y leyó mi mente. 
Vampiro. Apuesto a que es Carlisle. 
Seth, échate hacía atrás. Podría ser alguien más. 
No, son ellos. Reconozco el olor almacenado, estoy en fase de explicarselo. 
Seth, no creo… 
Pero él se había ido. 
Ansiosamente, navegó a lo largo de la frontera occidental. ¿No sería justo si yo pudiera cuidar de Seth por una maldita noche? ¿Qué pasa si algo ha ocurrido con él en mi vigilancia? 
Al menos el niño se mantenga corto. No pasaron mas de dos minutos cuando le sentía en mi cabeza de nuevo. 
Sí, Carlisle y ESME. Chico, se sorprendieron al verme! Estaran probablemente dentro ahora. Carlisle dijo gracias. 
Él es un buen tio. 
Sí. Esa es una de las razones por las que estamos en lo cierto. 
Espero que sí. 
Porque estas cabizbajo, Jake? Voy a apostar que Sam no traerá la manada esta noche. Él no se va a lanzar en una misión suicida. 
Yo suspiré. No parecía importar, en ambos sentidos. 
Oh. No se trata tanto de Sam no? 
Hice la ultima vuelta de mi patrulla. Cogí el aroma Seth, donde había estado ultimo. Nosotros no estabamos dejando ninguna laguna.
Tu piensas que Bella va a morir de todos modos, susurró Seth. 
Sí, ella es... 
Pobre Edward. Debe ser estar como loco. 
Literalmente. 
El nombre de Edward trajo otros recuerdos de ebullición a la superficie. Seth leyó y quedó en asombrado. 
Y luego estaba aullando. Oh, tio! De ninguna manera! Tu no / Que simplemente OT chupa piedras, Jacob! Y tu lo sabes, también! No puedo creer que digas que hay que matarlo. ¿Qué es esto? Tienes que decirle que no. 
Cállate, cállate, idiota! Ellos van a pensar que la manada está próxima! 
¡Vaya! Él cortó los aullidos de inmediato. 
Yo rodé y comencé a andar hacia la casa. Sólo quedate fuera de aquí, Seth. Toma todo el círculo por ahora. 
Seth me miró y yo le ignoré. 
Falsa alarma, falsa alarma, pensaba que yo corría más cerca. Lo sentimos. Seth es joven. Olvida las cosas. Nadie está atacando. Falsa alarma. 
Cuando llegué a la pradera, pude ver a Edward mirando a través de una ventana oscura. Corrí, queriendo estar seguro de que recibió el mensaje. 
No hay nada ahí fuera-donde estabas? 
Él asintió una vez. 
Esto sería mucho más fácil si la comunicación fuera de la otra manera. Por otra parte, me alegro de no estar en su cabeza. 
Él miró sobre su hombro, otra vez a la casa, y vi estremecerse todo su estructura. Él me saludó desde lejos sin mirar en mi dirección de nuevo y luego se marchó fuera de mi vista. 
¿Qué pasa?
Iba a obtener una respuesta.
Me senté todavía en la pradera y escuchando. Con estas orejas, casi pude escuchar las suaves pisadas de Seth, millas adentro en el bosque. Es fácil de escuchar cada sonido en el interior de la oscura casa. 
"Fue una falsa alarma," Edward estaba explicando con voz de muerto, sólo repetiendo lo que yo le dije. "Seth estaba perturbado por otra cosa, y se olvidó que estábamos escuchando una señal. Él es muy joven." 
"Es bueno tener la custodia de niños pequeños fuerte," una voz más profunda gruñó. Emmett, pensé. 
"Ellos nos han hecho un gran servicio de esta noche, Emmett", dijo Carlisle. "En gran sacrificio personal". 
"Sí, lo sé. Solo estoy celoso. Yo deseo estar ahí fuera." 
"Seth no cree que Sam ataque ahora," dijo Edgard mecanicamente. "No prevenido con nosotros, y carece de dos miembros de la manada." 
"¿Qué es lo que piensan Jacob?" preguntó Carlisle. 
"Él no es tan optimista." 
Nadie habló. Se produjo un sonido tranquilo que yo no podía localizar. Escuché su baja respiración… y pude separar la de Bella del resto. Es más severa, trabajads. Se enganchó y rompió a ritmos extraños. Podía oír su corazón. Parecía... demasiado rápido. Yo iba en contra de mi propio latido del corazón, pero no estaba seguro de que si tomar alguna medida. No estaba como era normal. 
"No la toques! ¡Hasta su raíz," le susurró Rosalie. 
Alguien suspiró. 
"Rosalie", murmuró Carlisle. "
No empieces conmigo, Carlisle. Dejamos de tener la postura anterior, pero esto es todo lo que te está permitido". 
Al parecer, era como que Rosalía y Bella estaban a la vez ya que hablaban en plural. Al igual que se habían formado una manada propia. 
Yo rondé en silencio delante de la casa. Cada paso me llevó un poco más cerca. Las ventanas estaban oscuras, como un televisor encendido en alguna aburrida sala de espera-era imposible mantener mis ojos frente a ellos por mucho tiempo.
Unos pocos minutos más, unos cuantos más pasos, y mi piel se encontraría el lado del porche. 
Pude ver a través de las ventanas de ver la parte superior de las paredes y el techo. Yo era lo suficientemente alto y todo lo que tendría que hacer es estirar mi cuello un poco... y quizás hasta una pata en el borde del porche .... 
I miré por una grande, abierta frente a la habitación, esperando ver algo muy similar a la escena de esta tarde. Sin embargo, había cambiado hasta tal punto que yo estaba confundido en un principio. Por un segundo pensé que había llegado la habitación equivocada. 
La pared de cristal se había ido, parecía de metal ahora. Y los muebles arrastrados todos fuera del camino, con Bella erizada con torpeza en una estrecha cama en el centro del espacio abierto. No es una cama normal sino una con barandillas como en un hospital. Al igual que un hospital habían monitores amarrados a su cuerpo, los tubos pegados a su piel. Las luces de los monitores destellaban, pero no había sonido. El goteo de ruido fue la IV conectada a su brazo con algunos fluidos espesos y blanco, no claros. 
Ella un poco estrangulada en su sueño intranquilo, y ambos, Edward y Rosalíe se movieron a su señal en el cursor. Su cuerpo golpeó, y ella dio un respingo. Rosalíe la tranquilizó con su mano pasándola por la frente. El rígido cuerpo de Edward estaba de espaldas a mi, pero su expresión debe haber sido algo para ver, porque él mismo Emmett llegó entre ellos antes de que tubiera tiempo para parpadear. Puso sus manos sobre Edward. 
"No esta noche, Edward. Tenemos otras cosas de qué preocuparse." 
Edward se alejó de ellos, y era el hombre quemado de nuevo. Sus ojos se reunieron con los míos por un momento y luego volvimos a bajar los cuatro. 
Corrí de nuevo al oscuro bosque, rápido a reunirme con Seth, huyendo de lo que estaba detrás de mí. 
Peor. Sí, ella estaba peor.

0 comentarios:

Publicar un comentario